15 Cosas que los niños hacen que todos podemos aprender

15 Cosas que los niños hacen que todos podemos aprender
15 Cosas que podemos aprender de niños

Desde el momento en que nacemos, todos estamos en una cinta transportadora en una dirección: la edad adulta. Y muy pronto, nos encontramos abrumados por las responsabilidades: el refrigerador no se repone, las cuentas no se pagan por sí mismas y el papel higiénico no crece en los árboles.

Atrapado en un tornado de deberes, nos olvidamos rápidamente de nuestros humildes comienzos y las valiosas lecciones que podemos extraer de ellos.

Así que, pare y piense en cuando era un niño y en cómo percibía el mundo. Puede aprender mucho y encontrar maneras para hacer grandes mejoras en tu vida al abrazar al pequeño niño que está dentro de ti. Aquí hay 15 cosas que todos podemos aprender de los niños.

1. Vive un día a la vez

Olvídate de la cita de la próxima semana, tu facturas, la plataforma de PowerPoint su jefe w hormigas para armar. Vive en el momento y simplemente concéntrate en lo que estás haciendo en este momento. A medida que crecemos, aprendemos a vivir más y más en nuestros pensamientos, y cada vez menos en el momento. Volver a lo básico.

2. Tener cero concepto de moda

Cuando dejo que mis hijos se vistan, termino en el supermercado con Batman, Spider-Man o Elsa. No les importa quién los está mirando; son ajenos a las sonrisas que fomentan mientras caminan por el pasillo en busca de galletas. Están en su propio mundo, haciendo lo que los hace felices. Hacer lo mismo. Solo se tú.

3. Recuerde que el hogar es donde el corazón está

A los niños les importa menos lo que sucede en el mundo real y más sobre lo que sucede en casa. No importa la tormenta que pueda estar soportando, siempre hay cosas por las que puede estar agradecido: su familia, sus amigos, su casa, su risa, su fortaleza.

4. Caminar / correr / andar en bicicleta en todas partes

¿De verdad necesito contarte sobre los beneficios de la actividad física? Haga de cuenta que no tiene una licencia de conducir y salga de la forma tradicional: con sus piernas, su bicicleta o incluso su patineta. El ejercicio no solo le dará un impulso a su salud mental, sino que también la mejorará de muchas maneras.

5. Priorice el tiempo de juego

Los niños pequeños experimentan el aprendizaje a través del juego y las interacciones sociales. Esto los ayuda a crecer socialmente, emocionalmente, creativamente, intelectualmente y espiritualmente. Estimula la comunicación, alienta la investigación y promueve la exploración. Pero a medida que envejecemos, la vida a menudo se interpone en el camino, y nos atascamos en el día a día. No olvides trabajar duro, pero también jugar duro.

6. Mire menos en su calendario

No estoy diciendo que deba dejar de ir a trabajar a tiempo, o quitarse las hombreras de los 80. Pero, a veces, es genial dejar de contar. Para un niño, un tiempo de espera de cinco minutos es una eternidad, pero pasan tres horas en la piscina. Date más libertad para hacer lo que quieras cuando quieras hacerlo.

7. Coma cereal para la cena

A veces (o a menudo, en mi caso), regresamos del trabajo agotados y agotados de energía. Entonces, de vez en cuando, simplemente me sirvo un tazón de cereal, corto un plátano y lo llamo un día. Mi nutricionista no estaría de acuerdo, pero mi nutricionista tampoco está allí para preparar mi cena. No tiene que ser cereal; solo tiene que ser fácil. Pruebe una lata de atún en una cama de vegetales precortados, y prepárese - la cena en tres minutos.

8. Pretendan ser invencibles

Los niños ponen a prueba sus límites y toman riesgos a diario. Son felizmente inconscientes de las posibles consecuencias. Pero a medida que nos volvemos más y más conscientes de los peligros que este mundo alberga, la imprevisibilidad se convierte en nuestro mayor enemigo. Toma ese nuevo trabajo del que tienes miedo. Ve a hablar con esa linda chica o chico que te ha estado sonriendo desde la distancia. No puedes ganarlos a todos, pero como dijo una vez el jugador de hockey Wayne Gretzky, te pierdes el 100 por ciento de los tiros que no tomas.

9. Pide ayuda

Aprende a reconocer que no eres un superhéroe. En tiempos difíciles, comuníquese con las personas que lo rodean. Aprenderá que las personas a menudo quieren ayudar; simplemente no saben cómo. Un pequeño empujón de ti es a menudo todo lo que necesitas.

10. Tome siestas

tantas como pueda. Ellos son gloriosos. De hecho, si alguna vez inventamos máquinas del tiempo, planeo regresar en el tiempo y patearme a mí mismo por idear mil maneras para evitar dormir como un niño pequeño.

11. Cuestione todo

No regurgite todo lo que escuche en la televisión o lea en línea. Haga preguntas, sea curioso y forme su propia opinión en función de la información que reúna. No seas una oveja!

12. No juzgues a la gente

No nacemos con opiniones preconcebidas. En lugar de confiar en lo que crees que sabes sobre las personas, aprovecha la oportunidad para ampliar tus horizontes. ¡Toma lo bueno, deja lo malo y sigue adelante!

13. Fallo

Muy pocos de nosotros lo hacemos bien la primera vez. El fracaso es un trampolín que conduce a la grandeza. Si todo fue fácil, el éxito no sería tan dulce.

14. Tome tiempos de espera

Antes de levantarse por la mañana, tómese un tiempo para introspectiva. Repase sus propias necesidades, objetivos y prioridades para el día. Al hacer esto, cambias tu atención hacia la realización de todas las cosas que te darán poder. Pruébalo durante 30 días y es posible que te sorprenda gratamente lo productivos que son tus días.

15. ¡Baila como todos!

¡Porque eres fabuloso y todos deberían presenciar tu grandeza!