Las señales de advertencia de deshidratación en niños pequeños

Las señales de advertencia de deshidratación en niños pequeños
Signos de deshidratación en niños pequeños: señales de advertencia

Intro

Todos los niños y adultos pierden agua constantemente durante el día. El agua se evapora de la piel y abandona el cuerpo cuando respira, llora, suda y utiliza el baño.

La mayoría de las veces, un niño pequeño toma suficiente agua de comer y beber para reemplazar los líquidos que pierden, pero en algunos casos, los niños pueden perder más agua de lo normal. Las fiebres, la gripe estomacal, estar afuera en clima caluroso, o hacer demasiado ejercicio, por ejemplo, pueden resultar en demasiado mucha pérdida de fluidos. Esto puede llevar a la deshidratación.

La deshidratación no es algo para tomar a la ligera. Cuando sucede, el cuerpo no tiene suficientes líquidos y agua para funcionar adecuadamente. . En casos severos, este cou Puede causar daño cerebral o incluso la muerte.

Sigue leyendo para conocer los signos de advertencia de deshidratación en tu niño y consejos sobre cómo prevenirlo.

Factores de riesgo ¿Mi niño está en riesgo de deshidratación?

La deshidratación ocurre cuando más líquido sale del cuerpo que cuando entra. Los niños son más susceptibles a la deshidratación que los adolescentes y adultos mayores porque tienen cuerpos más pequeños. Tienen menores reservas de agua.

Algunos niños pequeños se deshidratan porque no beben suficiente agua. Ciertos factores también pueden poner a su niño en mayor riesgo de deshidratación. Estos incluyen:

  • fiebre
  • vómitos
  • diarrea
  • sudoración excesiva
  • consumo deficiente de líquidos durante una enfermedad
  • enfermedades crónicas como diabetes o un trastorno intestinal
  • exposición a climas cálidos y húmedos < La diarrea puede ser causada por una infección (viral, bacteriana o parasitaria), alergia o sensibilidad a los alimentos, una afección médica como la enfermedad inflamatoria intestinal o una reacción a un medicamento. Si su niño está vomitando, tiene heces acuosas o no puede o no quiere beber debido a una enfermedad, vigílelas para detectar signos de deshidratación. Prepárate para responder

Señales de advertencia señales de deshidratación en niños pequeños

La deshidratación puede ocurrir muy lentamente con el tiempo o puede ocurrir de repente. Los niños pequeños con una enfermedad, especialmente la gripe estomacal, deben controlarse de cerca para detectar signos de deshidratación. Las señales de advertencia no son siempre obvias.

No esperes hasta que tu niño tenga demasiada sed. Si están realmente sedientos, es posible que ya estén deshidratados. En su lugar, busque estos signos de advertencia:

labios secos y agrietados

  • orina de color oscuro
  • poca o nada de orina durante ocho horas
  • piel fría o seca
  • ojos hundidos o zona blanda hundida la cabeza (para bebés)
  • somnolencia excesiva
  • niveles de energía bajos
  • no lágrimas al llorar
  • irritabilidad extrema
  • respiración rápida o frecuencia cardíaca
  • En los casos más graves, su niño puede volverse delirante o inconsciente

TratamientoProcesamiento de deshidratación en niños pequeños

La única forma de tratar la deshidratación de manera efectiva es reponer los líquidos perdidos.La deshidratación leve se puede controlar en casa. Si su niño tiene diarrea, vómitos o fiebre, o muestra signos de deshidratación, siga los siguientes pasos.

Dele a su niño una solución de rehidratación oral como Pedialyte. Estas soluciones contienen agua y sales en proporciones precisas y son fáciles de digerir. El agua pura generalmente no será suficiente. Si no tiene disponible una solución de rehidratación oral, puede probar la leche o el jugo diluido hasta que pueda obtenerlos.

  • Siga dando lentamente líquidos a su niño hasta que la orina esté clara. Si su niño está vomitando, déles solo una pequeña cantidad a la vez hasta que puedan mantenerla baja. Solo pueden tolerar una cucharada a la vez, pero cualquier cosa es mejor que nada. Aumente gradualmente la frecuencia y la cantidad. Dar demasiado demasiado rápido a menudo hará que vuelvan los vómitos.
  • Si aún está amamantando, continúe haciéndolo. También puede darle a su bebé una solución de rehidratación en su botella.
  • Prevención Prevención de la deshidratación en niños pequeños

Es importante que los padres aprendan los signos de advertencia de la deshidratación. Si su niño está excesivamente sediento, es posible que ya sea demasiado tarde. Aquí hay algunos pasos a seguir para prevenir la deshidratación.

Tenga a mano una solución de rehidratación oral todo el tiempo. Estos están disponibles en líquidos, paletas heladas y polvos.

Si su niño pequeño se enferma, sea proactivo con respecto a la ingesta de líquidos. Comience dándoles agua extra y una solución de rehidratación a la primera señal de una enfermedad.

  1. Los niños pequeños que no comen ni beben debido a dolor de garganta pueden necesitar aliviar el dolor con acetaminofeno o ibuprofeno.
  2. Asegúrese de que su niño esté al día con las vacunas, incluida la vacuna contra el rotavirus. El rotavirus causa un tercio de todas las hospitalizaciones relacionadas con la diarrea en niños menores de 5 años. Hable con su médico si tiene dudas o preguntas sobre la vacuna contra el rotavirus.
  3. Enséñele a su niño a lavarse las manos antes de comer o beber, y luego de ir al baño para evitar contraer infecciones.
  4. Anime a los niños a beber mucha agua antes, durante y después del ejercicio.
  5. Si está afuera en un caluroso día de verano, permita que su niño disfrute de una piscina, un aspersor o descanse en un ambiente fresco y sombreado, y ofrézcale abundante agua.
  6. Cuándo ver a un médico Cuándo consultar a un médico si su niño está deshidratado

Lleve a su hijo al médico si:

su hijo no parece estar recuperándose o se está deshidratando

  • hay sangre en las heces o el vómito de su niño
  • su hijo se niega a beber o tiene una solución de rehidratación oral
  • los vómitos o la diarrea de su niño son persistentes y graves, y no puede beber suficiente líquido como para estar al tanto de cuánto están perdiendo
  • la diarrea dura más de unos pocos días
  • Un médico puede controlar la deshidratación y reponer los líquidos y las sales de su hijo rápidamente por vía intravenosa (a través de una vena) si es necesario.

Próximos pasosSiguiente pasos

La deshidratación en su niño pequeño no siempre se puede prevenir, pero hay medidas que puede tomar ahora mismo para ayudar.Aprende a reconocer las señales de advertencia. Póngase en contacto con su pediatra si le preocupa que su niño pequeño pueda estar deshidratado.